Las farmacias valencianas ya tienen a la venta la prueba del VIH

Por 35 euros y en 15 minutos, se puede conocer si hay infección con un equipo que incluye hasta teléfonos a los que llamar en caso de dar positivo

Victoria Salinas València 23.01.2018 

No supone más que un pinchazo en un dedo y, gracias a 35 euros y una gota de sangre se puede saber en cuestión de 15 minutos si nuestro cuerpo está infectado con el virus de inmunodeficiencia adquirida, VIH.

Es el nuevo equipo de autodiagnóstico del VIH que, desde ayer está disponible en las farmacias -también en las valencianas-. Su principal ventaja: que el test se puede hacer en casa, el trabajo o donde quiera que hayamos decidido hacerlo ya que no es necesario, como hasta ahora, la intervención de personal especializado para salir de dudas.

Gracias a esta nueva herramienta, tanto responsables sanitarios como de asociaciones que luchan para erradicar el VIH y el sida, buscan dar facilidades para aflorar esa bolsa de personas infectadas que, sin embargo, no saben que lo están.

El Ministerio de Sanidad asegura que pueden ser el 18 % del total de seropositivos en España. Es decir, más de 21.000 personas estarían infectados sin saberlo, lo que dificulta enormemente cortar la cadena de nuevos contagios que año tras año se siguen dando a razón de unos 10 nuevos casos al día.

Sin necesidad de ir a un centro de salud o a alguna asociación en las que se realiza la prueba rápida, el equipo aporta una garantía de «anonimato» extra, algo que, para las asociaciones de lucha contra el virus es «positivo».

«Creemos que ayudará porque fomentará la normalización de la prueba, da autonomía a los pacientes y ofrece una vía a esa gente que no tiene otros recursos a los que dirigirse más que el médico de su pueblo o no quiere hacerlo por el estigma que aún supone hablar de VIH y sida», explicaron.

El Ministerio de Sanidad modificó en diciembre la normativa para facilitar que esta prueba (similar en el funcionamiento a un test de embarazo) pudiera ser vendido sin necesidad de prescripción médica directamente en las farmacias. Es a partir de esta semana cuando las oficinas que se hayan interesado en el producto lo irán recibiendo.

En la C. Valenciana son todavía pocas las farmacias que ya disponen del equipo. La farmacia 24 horas de Paseo Germanías, 15 de Gandia era ayer una de las que ya disponía de este equipo de autodiagnóstico que incluye «además de explicaciones detalladas hasta un teléfono de la Coordinadora Estatal de Sida (Cesida) al que llamar por si es positivo saber qué hacer», explicaron ayer desde la farmacia.

En esta oficina todavía desconocen qué salida tendrá el producto pero ayer «ya hubo personas que preguntaron tras conocer la noticia en los medios» por lo que, será «cuestión de tiempo que lo reclamen porque es una forma de salir de dudas sin tener que comentarlo a nadie», añadieron.

No es útil en el «día después»

La fiabilidad del test (la probabilidad de que una persona infectada obtenga un resultado positivo) es del 99,5%. Sin embargo, el test, al igual que las pruebas clásicas, es incapaz de detectar una infección justo después de haber tenido una relación sexual de riesgo.

Así, en los resultados negativos habrá que tener en cuenta el concepto de «periodo ventana», es decir, el tiempo desde el que el cuerpo ha estado en contacto con el virus y se ha infectado hasta que esta infección es detectable.

Según recordaron ayer desde el Ministerio de Sanidad, desde la exposición al virus hasta que el cuerpo genera anticuerpos detectables pasan entre 2 y 8 semanas «y casi todas las personas los han generado a los 3 meses de la práctica de riesgo».

Es por ello que no es útil para el «día después» y, para personas que tengan «una rutina de prácticas sexuales de riesgo se recomienda repetir el test -este de autodiagnóstico o cualquier otro- cada tres meses ya que así se irá cubriendo todo el espectro».

Si el resultado del test es positivo, siempre es necesaria una comprobación en laboratorio «realizada por especialistas». Serán ellos los que determinen el tratamiento a iniciar. Los antirretrovirales hacen descender la carga del virus conteniendo el desarrollo de enfermedades asociadas y haciendo que los pacientes puedan llegar a un estado de carga indetectable en el que no desarrollan la enfermedad ni pueden contagiar el virus.

Levante EMV